El cine que he visto en Abril de 2017

El cuarto mes del año ha pasado por delante de nosotros de una forma sigilosa, sin apenas poder percatarnos de que con él ha llegado también la primavera, además de una nueva entrada de este blog. El mes anterior fue inequívocamente el mes de los thrillers, por lo que este mes le he dado un respiro a mis nervios de acero, para dar paso a títulos que tenía en la recámara desde hace tiempo, recorriendo una gran diversidad de géneros. 

De las 20 películas que he visto, recomiendo 4 de ellas (20%) -una alemana, una estadounidense, una británica y una francesa-. He aquí mis recomendaciones del mes:


TIENES QUE VERLA SÍ O SÍ (La mejor)

Victoria (Idem, Sebastian Schipper, 2015, GER)

Curioso caso el de esta producción germana -la auténtica revelación del mes para mí- que, a pesar de tener como protagonista a una actriz española, no ha tenido apenas repercusión en nuestro país. Una Laia Costa que a pesar de sus buenos trabajos en el extranjero y su buen estatus en el cine internacional, no le ha permitido gozar del reconocimiento que quizás merezca dentro de nuestras fronteras. Ni siquiera los reconocimientos recibidos en el Festival de Berlín ni las nominaciones en los Premios del Cine Europeo fueron suficientes para darle una oportunidad en las salas de cine nacionales.
Es cierto que se trata de una cinta algo heterodoxa en lo que a tendencias se refiere y que no resulta apta para cualquier tipo de público -menos aún hoy en día, coincidiendo con el auge de la televisión, la publicidad y las series por sus secuencias con interminables cambios de enfoques y planos diferentes- en el que no muchos son los que están dispuestos a "aguantar" dos horas delante de una pantalla sin sufrir interrupciones. Y es entonces cuando aparece Victoria, película con una duración de 2 horas y 20 minutos, rodada sin cortes ni cambios de plano -como ya hiciera en su momento, salvando las distancias, el maestro Hitchcock en La soga (Rope, Alfred Hitchcock, 1948, USA)- en la que se narra el final de una noche llena de locura, desenfreno y malas decisiones que, momento a momento, irá metiendo a nuestros protagonistas en la boca del lobo. 
Dejando de lado la machada de rodar sin cortes y saber en cada momento a dónde enfocar para no perder la atención del espectador, es una fábula nocturna llena de romance, thriller, acción y diálogos existencialistas que invitan a la reflexión, que se va gestando a fuego lento en forma de tensión interna en cada uno de los que nos encontramos al otro lado del plasma.


DEBERÍAS VERLA

El nacimiento de una nación (Birth of a Nation, Nate Parker, 2016, USA)

Menudo debut de Nate Parker. Llegó como un absoluto desconocido al primer festival del año y salió estando en boca de todos y diciéndose incluso que muy probablemente estaría en la lucha por el Oscar. Finalmente, esas predicciones cayeron en el olvido, pero nadie le quitará el mérito de haberse coronado en el Festival de Sundance -convenciendo tanto a crítica como a público- con los dos principales premios del certamen: Mejor película y Premio del Público.
La esclavitud de la raza negra en los Estados Unidos es un tema recurrente en las producciones de la última década últimos años, ya sea con intenciones reivindicativas o como un mero recordatorio en forma de crítica de lo que es la historia del país más poderoso de la actualidad. Todos recordaremos la laureada 12 años de esclavitud (12 years a slave, Steve McQueen, 2013, USA), la idolatrada por los Tarantino-filos Django desencadenado (Djando Unchained, Quentin Tarantino, 2012, USA) y, más recientemente, la fallida Los hombres libres de Jones (Free State of Jones, Gary Ross, 2016, USA) que ni siquiera contar con Matthew McConaughey en el elenco fue suficiente para evitar la debacle tanto en la críticas como en las salas de cine. 
El gran mérito de este joven director -que también ejerce de actor protagonista- es el de lograr narrar una historia bien ambientada, hilvanada e interpretada, llena de sufrimiento y épica que poco -o nada- tiene que envidiarle a las películas anteriormente nombradas. 
Lógicamente tiene errores propios de un principiante pero en términos generales se podría catalogar como una obra notable, digna de ser vista y que seguramente no dejará a nadie indiferente. 

Black Mirror T3: San Junipero (Idem, Owen Harris, 2016, UK)

Sin duda, se trata del más atípico y laureado capítulo de la -generalmente oscura y- exitosa saga de capítulos independientes que ahora produce la plataforma Netflix. Siempre caracterizada por su protesta social y tecnológica, con moralejas macabras, en esta ocasión se decanta por edulcorar su guion -sin descuidar los dilemas y sus acerbas críticas- y guiarte por un mundo distópico quizás no tan lejano como la mayoría podríamos pensar, en el que se nos brindara una segunda oportunidad en la vida en la que pudiéramos ser quienes quisiéramos, sin miedo a cometer errores y con la posibilidad de comenzar de nuevo.
De lo que no cabe duda es de que las ideas parecen no acabarse en la mente de Charlie Brooker, creador de Black Mirror, quien capítulo tras capítulo, y sin apenas baches en su nivel de calidad, nos deslumbra y sorprende, deseando que -mientras mantenga dicho nivel- sea una fuente inagotable de regalos de experiencias vitales imprescindibles en forma de capítulos.

Regreso a Ítaca (Retour à Ithaque, Laurent Cantet, 2014, FRA)

Esta es mi recomendación particular para los amantes de las buenas conversaciones nocturnas en buena compañía. Bien podría tratarse de una obra de teatro en la que una azotea en la ruidosa ciudad de La Habana hace de escenario inmóvil en la que transcurre esta velada que servirá como preámbulo para los monólogos y el debate entre un grupo de antiguos amigos de la juventud. 
Su principal atractivo -y logro- es su brillante reparto que, en ocasiones, incluso consigue hacerte dudar de si realmente son actores interpretando un papel o si de verdad son un grupo de amigos de la juventud sincerándose y recordando momentos pasados y han sido cazados por el director mediante una cámara oculta.
El tema central de las conversaciones van de lo más banal a lo más trascendental y en todo momento tiene como trasfondo la situación actual y pasada de Cuba, los cambios que ha ido sufriendo la sociedad de este país caribeño a lo largo de los años, decisiones drásticas que tuvieron que tomar algunas personas que allí residían, reproches a las actitudes de los otros. En definitiva, te hará ver los diferentes puntos de vista que mantienen respecto a su país todos los allí reunidos.
No esperes disparos, trepidantes escenas de acción, grandes alardes escenogáficos ni superhéroes dispuestos a salvar a la humanidad. Esto es la vida real. Una vida en la que las cosas hay que solucionarlas mediante el diálogo, afrontando los problemas cara a cara. Si le das una oportunidad a la película y tienes paciencia, lograrás disfrutar poniéndote en el lugar de cada uno de los protagonistas hasta presenciar su glorioso final revelador.


NI FU NI FA

Snowden (Idem, Oliver Stone, 2016, USA)
La próxima piel (La propera pell, Isaki Lacuesta, Isa Campos, 2016, ESP)
Dentro del dolor (Meadowland, Reed Morano, 2015, USA)
Lejos de los hombres (Loin des hommes, David Oelhoffen, 2014, FRA)
Moonlight (Idem, Barry Jenkins, 2016, USA)
Múltiple (Split, M. Night Shyamalan, 2016, USA)
Operación Anthropoid (Anthropoid, Sean Ellis, 2016, USA)
Anna Karenina (Idem, Joe Wright, 2012, UK)
Enredados (Tangled, Nathan Greno, Byron Howard, 2010, USA)
1944 (Idem, Elmo Nüganen, 2015, EST)
María (y los demás) (Idem, Nely Reguera, 2016, ESP)
El caso Fischer (Pawn Sacrifice, Edward Zwick, 2014, USA) 
Frantz (Idem, François Ozon, 2016, FRA)


NO PIERDAS NI UN MINUTO DE TU VIDA

La chica del tren (The Girl on the Train, Tate Taylor, 2016, USA)
Alicia a través del espejo (Alice through the looking glass, James Bobin, 2016, USA)
No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas (Idem, María Ripoll, 2016, ESP)

Comentarios